¿Qué es una parafarmacia?

La industria farmacéutica es de vital importancia en cualquier región o país del mundo. Se trata de la responsable de fabricar y distribuir los medicamentos para mejorar la salud de las personas.

Dentro de esa gran cadena, también están los establecimientos que comercializan los productos para la salud, pero excluyendo aquellos que se consideran como medicinas, pues estos tienen que expedirse bajo la vigilancia y orientación de los expertos.

En ese sentido, hay que destacar necesariamente la figura de la parafarmacia, que no es otra cosa que aquel comercio donde se pueden encontrar artículos para la salud, belleza y bienestar.

Diferencias entre farmacia y parafarmacia

Hay quienes se preguntan cuál es la diferencia entre farmacia y parafarmacia, y una respuesta básica sería que la misma se basa en los tipos de productos que distribuyen. En una farmacia se pueden encontrar tratamientos médicos para aliviar patologías o los síntomas de algunas enfermedades, mientras que en la parafarmacia se venden artículos para la belleza y tratamientos relacionados con el área de la homeopatía.

Otro detalle que las diferencia es la regulación y la cantidad de establecimientos. ¿Y qué quiere decir esto? Básicamente, el sistema de leyes dicta un conjunto de normas y registros necesarios para la instauración de una farmacia, mientras que no existen regulaciones concretas en lo relacionado con las parafarmacias en la mayoría de las comunidades autónomas españolas.

El ente responsable de administrar la sanidad en el país precisa que las farmacias estén situadas a poca distancia unas de las otras, pero siempre deben ser fundadas en relación a las necesidades de la población. Lo contrario ocurre con las parafarmacias, pues no hay reglas claras sobre este tema.

Por lo tanto, al ser mayor el papeleo para abrir una farmacia, es normal que su número sea más reducido que el de las parafarmacias. ¿Y por qué sucede esto?, pues porque en las primeras se expiden drogas y sustancias controladas que pueden afectar la salud de las personas si no se administran correctamente.

En la farmacia solo venderán un medicamento a aquel individuo que cuente estrictamente con una receta médica, mientras que en la parafarmacia no se necesita este requisito.

¿Qué se puede encontrar en una parafarmacia?

Otra pregunta que surge en torno a este tema es: ¿Qué se vende en una parafarmacia? Los productos que se encuentran en estos sitios son variados, pero ninguno cuenta con prescripción médica.

En principio, se encuentran los relacionados con el ámbito fitosanitario; es decir, aquellas mezclas y preparados a base de plantas medicinales que son muy utilizadas en la medicina alternativa para aliviar los síntomas asociados a algunas enfermedades.

Entre los productos de parafarmacia también destacan los de dietética y alimentación, que van desde mezclas especiales para personas con alteraciones metabólicas hasta leches para niños y otros parecidos.

También se encuentran artículos para la higiene personal: champús y jabones, entre otros; así como cosméticos y productos de dermofarmacia, que van desde maquillajes hasta protectores solares y cremas para el cuidado de la piel.

Por otro lado, hay que señalar que en las parafarmacias también hay secciones de productos variados donde se pueden encontrar tiritas, vendas, gasas, biberones, artículos para la lactancia, champús para piojos, chupetes, pañales y jeringuillas, entre otros.

Aunque no hay restricciones legales para la constitución de una parafarmacia, sí las hay para los productos que en ella se venden. Todos deben estar identificados con el nombre y dirección de la empresa responsable, incluir el modo de empleo y también la fecha de caducidad y de lote.

Por otra parte, en el caso de los productos sanitarios, debe estar incluido el etiquetado de la Unión Europea con las siglas CE.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *