Beneficios de estudiar inglés en el extranjero

Estudiar inglés en el extranjero

Estudiar inglés en el extranjero es una alternativa por la que muchas personas se decantan. Y lo hacen por la seguridad que supone aprender un idioma en el escenario en el que se habla de forma natural. Además allí pueden no solo interactuar con nativos, sino interiorizar el lenguaje en su propio origen. Donde este se desarrolla fuera del aula, sin ceñirse a un plano educacional o formativo. Por eso se trata de una formación basada en los usos en los que un idioma se utiliza en la vida cotidiana.

¿Quieres conocer todas las ventajas de estudiar inglés en el extranjero? ¿Te vienes de viaje con nosotros?

Importancia de estudiar inglés

 Actualmente es posible afirmar que todo el mundo tiene más o menos clara la importancia de estudiar inglés. De hecho se trata de uno de los idiomas más requeridos tanto en el ámbito laboral, como en el académico.

Formarse en una lengua mayoritaria y de alcance internacional, como es el inglés, supone múltiples ventajas. Sobre todo ahora, en un mundo globalizado donde las fronteras se desdibujan. Y han dejado de tener la transcendencia administrativa, geográfica o jurídica con la que contaban antes.

En este contexto, las oportunidades laborales se multiplican. Del mismo modo que la posibilidad de formarse en diversidad de países, distintos a los de la residencia habitual, es cada vez más tenida en cuenta por los estudiantes. Por otro lado, estudiar inglés también facilita las relaciones sociales. Imagina poder hablar con fluidez siempre que quieras, cuándo quieras, y en cualquier parte del mundo.

Si aún no lo sabías, ya sabes por qué estudiar inglés puede tener tanta relevancia en tu vida. Pero aún podemos contarte más.

¿Cuáles son los beneficios de estudiar inglés en el extranjero?

La diferencia entre estudiar inglés en el extranjero y hacerlo aquí incide en distintos factores. Muchos de ellos relacionados no tanto con las capacidades idiomáticas que vas a adquirir, sino con el escenario donde se lleva a cabo la formación. Porque, en ocasiones, no se trata únicamente de aprender el idioma, sino de cómo aprenderlo. Y eso es algo que tienes que considerar en función de tus posibilidades y, por supuesto, del destino concreto al que deseas orientar tus conocimientos de la lengua inglesa.

Como verás, los beneficios de estudiar inglés en el extranjero son bastante sencillos de entender. A continuación, te los detallamos con el fin de que seas tú mismo el que los valores.

Te concede la posibilidad de sumergirte en una nueva cultura

Estudiar inglés en el extranjero no solo supone aprender un idioma. Se trata además de una auténtica inmersión cultural. Un proceso a través del cual te integras, por decirlo de algún modo, en otro hábitat. 

En un escenario de habla nativa inglesa tienes la posibilidad de vivir una experiencia íntegra. Es decir, puedes aprender las palabras, su significado y la pronunciación. Además conocerás la gramática, las conjugaciones verbales, la sintaxis. Pero también vas a abrirte a otro tipo de vivencia más interactiva. 

Por un lado, no olvides que un idioma es algo vivo, lleno de dobleces, dobles sentidos, etc. Cada lengua tiene una jerga, o un modo coloquial de utilizarse. Y lo cierto, es que eso únicamente puedes aprenderlo in situ. Así, tu nivel conversacional aumentará exponencialmente.

Por otro lado está la forma concreta y única de hacer las cosas en cada región: las costumbres. Lo cual puede entenderse en un sentido muy amplio. Pues puede abarcar desde las comidas, la música, la ropa, la forma de relacionarse socialmente, etc. 

Todo ello y mucho más es lo que supone sumergirse en una nueva cultura: una formación plena.

Beneficios de estudiar inglés en el extranjero

Puedes crear nuevos vínculos y relaciones personales

Este punto se encuentra estrechamente relacionado con el anterior. Ambos forman parte del área más humana del aprendizaje. Y es que cuando viajas para aprender inglés en el extranjero, lo más probable es que conozcas a distintas personas. Ya sean otros estudiantes que, igual que tú, están formándose allí. O, ciudadanos autóctonos del lugar. 

Sea cual sea el caso, la verdad es que una temporada estudiando fuera abre la puerta a nuevas amistades que, al mismo tiempo, forman parte de la inmersión cultural de la que hablamos en líneas anteriores.

Tendrás más posibilidades de trabajar en el extranjero

Cuando te decides a estudiar inglés en el extranjero, estableces vínculos que pueden ser de utilidad en tu futuro laboral. Pero también adquieres experiencia y ganas seguridad para desenvolverte lejos de casa. 

Recuerda que el inglés permanece en cabeza en la lista de los idiomas más utilizados en el mundo empresarial y de negocios. Además, un lenguaje aprendido absorbiendo todo lo que lo rodea (costumbres, formas coloquiales, etc.), supone un factor añadido para la empresa que cuente con tus servicios. Pues facilitará tu comunicación tanto en el marco de la propia empresa, como de posibles clientes. 

En otro sentido, las alternativas de ubicaciones laborales también se multiplican. Pues existen muchos destinos en los que se habla inglés. 

Estudiar inglés en el extranjero significa un plus para tu currículum

Cuando se trata de completar un currículum para encontrar trabajo hay que tener presente que incluir ciertas cosas supone un plus. O lo que es lo mismo, un punto a tu favor o una cierta ventaja.

Es un hecho que el aprendizaje de idiomas es algo que casi toda empresa pide a sus empleados. Y muchas de ellas, además, exigen en concreto un cierto nivel de conocimientos. Lo cual es una petición acorde con la globalización de los mercados laborales. Pero también de las relaciones profesionales en sí mismas. 

En este contexto, lo más lógico es intentar diferenciarte de tu competencia. Piensa que, por defecto, el inglés es una demanda curricular y la forma de destacar será sumando a esta formación las particularidades de llevarla a cabo en el extranjero.

Estudiar inglés en el extranjero: una experiencia personal y una puerta al futuro

A modo de conclusión, considera un momento todo lo que te aportaría estudiar inglés en el extranjero. Nos referimos a una visión de conjunto de todo lo que aquí hemos detallado. Los vínculos personales, la influencia positiva sobre tu autoconfianza, la apertura de mercados de trabajo, etc. Todo ello y mucho más es una consecuencia directa de esta experiencia.

Pero es cierto que cada uno tiene que considerar sus circunstancias personales, sus posibilidades y su situación antes de tomar una decisión de este tipo. Por ello, debes saber que cuentas también con alternativas muy eficaces que podrías realizar sin salir de tu domicilio. Opciones como las que te ofrece Aula 10 te proporcionan todas las ventajas del aprendizaje online y una formación de inglés sólida.

Saber inglés hoy en día es fundamental. Los beneficios de estudiar inglés en el extranjero son cuantiosos. Solo, estudia tus posibilidades, valora tus opciones  y tómate un tiempo para decidir. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de contenidos

Últimas Matrículas

Enviar WhatsApp
¿Necesitas ayuda?