Cursos Añadidos

¿Cómo organizarse para estudiar en verano?

Estudiar en verano es una lata. Esta afirmación sería verdadera si estudiar no sumara valores añadidos a tu background personal. Estudiar en cualquier época de año es uno de los mayores logros que puedes atesorar. Si bien es cierto que el verano equivale a ocio, tiempo libre y diversión, también lo es el anatema que ha pasado de padres a hijos, según el cual, hay tiempo para todo. Pues bien, es cierto.

Y te lo vamos a demostrar con hechos, casos prácticos y escenarios que combinen a la perfección estudio y ocio. Sin más, ponte manos a la obra, planifica tu tiempo y dedica unas horas al día para estudiar. Tú y solo tú obtendrás una compensación inmaterial que te acompañará el resto de tu vida. Te aseguramos que merece la pena. Nosotros te contamos cómo hacerlo y cuáles son las claves para que disfrutes de esta experiencia.

Planifica tu tiempo para estudiar en verano

Evitar que las jornadas de estudio se conviertan en una pesadilla depende de ti. Lo primero que has de tener claro es que debes de elegir un sito que sea tranquilo. Sencillamente porque necesitarás ese espacio para poder concentrarte y focalizar todos tus esfuerzos en conseguir los objetivos que te has propuesto.

Por ello, es imprescindible que seas capaz de buscar ese sitio en el que trabajes sin que nadie perturbe tu tiempo de estudio. Y, en vez de una pesadilla, puedas disfrutar de un tiempo de trabajo productivo y rentable. Naturalmente, has de considerar que ese espacio tiene que ser un lugar fresco para que el calor no te agote y no pierdas tu capacidad de concentración.

como-organizarse-para-estudiar-en-verano

Tiempo de estudio

  • Tras esta premisa básica nos centramos en la materia. Lo primero que has de hacer es planificar el tiempo de estudio. La mejor alternativa para conseguirlo es crear un horario de estudio. Esta herramienta te servirá para no desperdiciar el tiempo y no malgastar el día pensando en cuándo y cómo vas a estudiar. Si tienes planificado un horario sabrás qué hacer en cada momento y lo más importante para qué.
  • Estudia cuáles son las horas del día en las que eres más productivo. Si tienes ya el horario, lo siguiente que has de hacer es asignar tareas para desarrollar durante el tiempo de estudio. Cada minuto cuenta así que si pones una hora por tema, por ejemplo; te has de asegurar de cumplir.

Busca la forma de concentrarte

  • Evita todo lo que te pueda distraer. Apaga el teléfono móvil y cualquier dispositivo electrónico que te sea susceptible de alejarte de la materia de estudio. No tengas cerca una televisión. Aunque esto parece una obviedad, funciona. Una idea excelente es encontrar un lugar tranquilo en la casa, que esté lejos de cualquier cosa que pueda distraerte.
  • No te ubiques en un lugar donde haga calor. Lo hemos mencionado antes, pero es importante recalcar que el calor contribuye a que pierdas concentración y provoca estrés. Y, además, fomenta el mal humor. Por tanto, has de encontrar ese espacio en el que no haga demasiado calor o en el que puedas contar con aire acondicionado, una buena ventilación con aire fresco o un ventilador.

Un momento de relax

  • El estudio no está reñido con el descanso. Muy al contrario de lo que se piensa es necesario ese momento de relax y de desconexión para volver al trabajo con las pilas cargadas. El cerebro no es una máquina. Tienes que evitar que llegue a estar saturado de información. Cuando te tomes un descanso dedícate, plenamente, a desconectar. Un descanso breve de quince minutos será suficiente para que no pierdas la concentración, ni el hilo de lo que estabas haciendo.

Saca partido

  • Empieza cada día repasando lo que hiciste el día anterior. Reposar es un ejercicio altamente productivo. Te servirá para fijar conocimientos y reparar en aquellos aspectos que, el día anterior, pasaron desapercibidos. Por otra parte, si hay alguna materia que te cuesta más. Dedica tiempo a repasar más veces hasta que consigas retener ese contenido en tu memoria. De esa forma, podrás tenerlo controlado.
  • Alimentación. Cuida con esmero de tu alimentación. Aunque parezca un tema alejado de lo que tratamos en este contenido no es nada baladí. Al estudiar estás haciendo un esfuerzo importante y debes de cuidarte. Realiza todas las comidas y procura que tu dieta sea equilibrada. Recuerda beber, al menos, dos litros de agua al día para no deshidratarte. Y, aún más, pensando en que en verano es más necesario respetar este hábito.

El ocio es sagrado

  • Si has trabajado los puntos anteriores, a conciencia, te has merecido un tiempo de ocio. También se ha de contemplar este aspecto en la estructura de un plan de estudio para el verano.  Los momentos de ocio te permitirán conectar con el verano sin tener la sensación de estar siempre trabajando. Ese espacio personal es necesario para que evoluciones correctamente en el plano psicológico.
  • Estudiar en verano, además, implica tener una actitud positiva. Aunque este aspecto es siempre recomendable. No obstante, en un contexto que es atípico merece la pena volcar todos los esfuerzos para lograr las metas con éxito y convertir aquello que es complejo en un logro personal.

Compensación por el trabajo bien hecho

  • El tiempo y el esfuerzo que estás empleando no te ha de generar ansiedad. Al contrario, ese tiempo te va a servir para poder conseguir aquello que has planificado previamente. Por tanto, haz que merezca la pena. Solo depende de ti. Y la compensación por el esfuerzo es el éxito.
  • Invita a otros compañeros a estudiar contigo. Hará que las sesiones sean más amenas.  La idea de compartir el tiempo de estudio es una forma de aprender las lecciones de una forma más amena.
  • Puedes emplear técnicas de estudio como el brainstorming o tormenta de ideas. También puedes quedar con tus compañeros para exponer temas. E, incluso, organizar concursos de preguntas y respuestas.  Es decir, hacer todo aquello que contribuya a tu aprendizaje y al de tus compañeros de una forma más distendida para hacer que estudiar en verano no sea un tedio.

En Aula 10 te animamos a estudiar en verano y también a conocer nuestra oferta formativa para que puedas aprender y hacer realidad tus sueños. No dudes en contactar con nosotros. Y visita nuestra página web para conocer a fondo nuestra oferta formativa. ¡Te esperamos! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(*) Información sobre tratamiento  de datos

Responsable: Aula 10 FOrmación y Servicios SL
Dirección postal: Calle Cándida Carbonell nº 6. Pta 1-2 (03700) Dénia – Alicante (ESPAÑA)
Finalidad: Sus datos serán usados para atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios.
Conservación: Sus datos serán conservados hasta que finalice la gestión derivada de su solicitud.
Legitimación: Sólo trataremos sus datos si tenemos su consentimiento previo, que podrá dárnoslo por medio de la casilla disponible a tal efecto. Si tienes menos de 14 años no podemos tratar tus datos. Pide a tus padres o tutores que lo hagan por ti.
Cesiones: Sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tratar los datos personales que le hemos solicitado.
Derechos: Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla dirigiéndose a [email protected]
Más información: Dispone de más información en nuestra “Política de Privacidad

Tabla de contenidos

Últimas Matrículas

Enviar WhatsApp
¿Necesitas ayuda?