5 razones por las que aprender a tocar música desde pequeño es beneficioso

La ciencia ha confirmado que escuchar música es beneficioso. Del mismo modo, los científicos avalan que aprender a tocar música cuando una persona está en edad de crecimiento también; es decir, cuando es un niño, tiene beneficios. Y no solo esto, el hecho de ser capaz de tocar un instrumento cuando uno es un niño es uno de los recursos más estimulantes para el cerebro de los pequeños. Por tanto, la música, en este contexto, se configura como una herramienta que permite a los más pequeños de casa lograr resultados asombrosos.

Lo mejor de aprender a tocar música

1.- Creatividad. Una de las ventajas más destacadas de aprender a tocar música desde pequeño es que ayuda a estimular el proceso de creatividad. Cuando los niños inician su formación en el estudio de un instrumento musical, despiertan su curiosidad por el nuevo instrumento que va a formar parte de su vida. Por ello, se genera y nace su deseo de explorar todo lo que la música tiene que ofrecer. Por ejemplo, descubre sonidos, melodías, notas y ritmos. De este modo, la curiosidad por saber y conocer más sobre algo nuevo es lo que les motiva a seguir adelante.

Un buen consejo para antes de iniciar a tu pequeño o tu pequeña en el mundo de la música es llevarlo a una tienda de música para que pueda ver los instrumentos. Esto te dará una pista o una idea de cuáles son los que más le llaman la atención. Tal vez, en ese momento, el niño quede fascinado por alguno de ellos. Ese primer contacto será como la carta de presentación que animará al pequeño a sumergirse en el mundo de la música.

2.- Perseverancia. Por estas razones, la música sirve como palanca para desarrollar habilidades que le servirán en el futuro y durante su vida adulta. Se sabe que un niño que se familiariza con la música tiene más capacidad de desarrollar aspectos como la paciencia, tenacidad o perseverancia. De hecho, hay múltiples estudios que certifican que los niños que estudian música tienen más facilidad para mejorar su concentración. La razón por la que esto es así es porque para empezar a tocar cualquier instrumento hace falta paciencia.

Desarrollo lingüístico

3.- Lenguaje. Otro de los aspectos que fundamentan la importancia de aprender a tocar música en los niños es la ayuda que supone para su futuro desarrollo lingüístico. Este factor se desencadena, de forma natural, en el cerebro de los menores porque la música tiene su propio lenguaje. Para poder tocar un instrumento es imprescindible aprender el lenguaje musical como si se tratará de un idioma. El lenguaje de la música se configura con escalas o notas que los niños aprenden al mismo tiempo que fortalecen sus habilidades en materia de comunicación.

En definitiva, el niño, además de aprender a tocar música, conocerá y entenderá mejor todo lo que esta disciplina artística implica. Ese nuevo lenguaje, que acabará formando parte de su vida, le puede llevar a crear canciones o escribir melodías. Si esta pasión por la música se integra en la vida del niño, con el paso del tiempo, es posible que desarrolle su potencial para escribir la letra de alguna canción o para componer su propia música.

Este escenario formará parte del día a día del pequeño y tú podrás observar, cuando haya pasado algún tiempo, su relación con la música. Así sabrás si le entusiasma o, sí, por contra, no es algo que le haga demasiada ilusión. Si le gusta, realmente la música, el niño amará los instrumentos musicales y a través de la práctica podrá expresar sus emociones. Por tanto, estudiar música contribuye al bienestar emocional del menor. Y este aspecto es determinante para su futuro cuando el niño sea un adulto.

5 razones por las que aprender a tocar música desde pequeño es beneficioso

Expresar emociones por aprender a tocar música

4.- Control de las emociones. Esta faceta es muy importante porque el niño sabrá controlar las emociones que lleva dentro y que, tal vez, no pueda expresar, de otra forma. Es decir, esa vía de escape le ayudará, definitivamente, a ser más feliz. Además, le servirá para canalizar las emociones. Sin embargo, aprender a tocar música también aporta otros beneficios para los más pequeños de la casa. Esta práctica les ayudará a incentivar sus habilidades cognitivas. Esto sucede porque la música ayuda a que el menor se concentre con mayor facilidad y pueda resolver sus problemas.

Por otra parte, aprender a tocar música y conocer un instrumento servirá para que el menor pueda interactuar con el resto de los niños con más facilidad. Por tanto, contribuye a que el niño establezca sus primeros lazos de amistad y a que se socialice con el resto. El desarrollo social en la edad de crecimiento es clave para que el niño sea un adulto empático y no tenga problemas de interacción social en el futuro. En esta línea, el niño estará acostumbrado a relacionarse con los demás y será menos vergonzoso.

5.- Estímulo de la memoria. Aprender a tocar música favorece que se ejercite la memoria. No solo por tener que hacer frente a las rutinas productivas del día a día en su aprendizaje, sino porque una persona que aprende a tocar música retiene ese conocimiento durante toda su vida. Puede, que, durante un tiempo, abandone esa práctica o ese instrumento. Sin embargo, pasado el tiempo puede volver a tocar el instrumento porque es como andar en bicicleta. 

Nuevos tiempos, nuevos recursos

Aula 10 siempre está a la vanguardia de los métodos de estudio y aprendizaje que fomenten el crecimiento intelectual de los alumnos. En este sentido, todas las materias que hagan referencia a estos avances son de nuestro interés. Por ello, perseguimos aportar nuestro granito de arena para que los alumnos que pasan por nuestras aulas crezcan intelectual y humanamente. Para ello, hay diversas fórmulas como enseñar a los estudiantes a aprender rutinas para fomentar sus ganas de adquirir nuevas materias. Así, esos hábitos servirán para que aprendan a valorar el conocimiento. En esta línea, nuestros cursos están diseñados para lograr que nuestros alumnos saquen provecho de todo su potencial. Si quieres saber más, contacta con nosotros. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(*) Información sobre tratamiento  de datos

Responsable: Aula 10 FOrmación y Servicios SL
Dirección postal: Calle Cándida Carbonell nº 6. Pta 1-2 (03700) Dénia – Alicante (ESPAÑA)
Finalidad: Sus datos serán usados para atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios.
Conservación: Sus datos serán conservados hasta que finalice la gestión derivada de su solicitud.
Legitimación: Sólo trataremos sus datos si tenemos su consentimiento previo, que podrá dárnoslo por medio de la casilla disponible a tal efecto. Si tienes menos de 14 años no podemos tratar tus datos. Pide a tus padres o tutores que lo hagan por ti.
Cesiones: Sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tratar los datos personales que le hemos solicitado.
Derechos: Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla dirigiéndose a [email protected]
Más información: Dispone de más información en nuestra “Política de Privacidad

Tabla de contenidos

Últimas Matrículas

¿Necesitas ayuda?