Cursos Añadidos

¿Qué es mejor estudiar por la mañana o por la tarde?

El horario que elijas para estudiar condiciona tu rendimiento intelectual. Es por eso que estudiar por la mañana tiene distintos beneficios frente a la opción de tarde. Teniendo en cuenta que cada persona tiene sus propias circunstancias (trabajo, personas a su cargo, etc.) y habilidades cognitivas (memoria, concentración, capacidad de síntesis, etc.), puedes sacar más partido organizando tu tiempo de estudio, según la franja horaria más adecuada.

Elige tu franja horaria

La estrategia que escojas para llevar a cabo tu formación depende de unas variables tan comunes como la motivación, el entorno, el horario disponible y los recursos adecuados de estudio. No obstante, lo más importante es, sin duda, el horario. Este se verá afectado por el método de enseñanza, pues por ejemplo una enseñanza online requiere una organización adecuada, aunque es más flexible y cómoda en comparación con el tipo presencial.

Pese a los años de evolución, el ser humano sigue dependiendo de unos horarios naturales conocidos como ritmos circadianos. Estos ritmos vienen a decirnos que estamos configurados biológicamente para seguir el ciclo de 24 horas, con sus franjas horarias según la luz solar. Teniendo presente esta realidad fisiológica tenemos que organizar nuestras rutinas, es decir, crear hábitos que dejen de ser un esfuerzo y lo llevemos a cabo de forma automática.

¿Eres un estudiante nocturno?

En principio, y salvo contadas excepciones, se aconseja mejor estudiar por la mañana que por la noche, ya que esta etapa del día es para dormir. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Durante la ausencia de luz solar tu cuerpo produce melatonina, una hormona que segrega tu organismo según la luz que percibe y que te produce sueño. Así tu biología se autorregula y se prepara para descansar. Es cierto que existen ventajas en la noche como poder disfrutar del silencio por falta de actividad y no tener tantas distracciones como llamadas o interrupciones por mensajería instantánea o notificaciones de redes sociales, puesto que casi todo el mundo duerme.

Sin embargo, los inconvenientes no compensan, pues cuando retrasas el descanso nocturno estás poniendo al organismo en tu contra y la acumulación de sueño acaba pasando factura, aumentando la fatiga y disminuyendo la concentración y la asimilación de los contenidos. Esto puede llevar a crear hábitos poco saludables como pueden ser comer de forma desorganizada o abusar de la cafeína o bebidas estimulantes, por no hablar de las malas consecuencias por la falta de sueño durante el día, que te impedirá concentrarte en tareas tan importantes como escribir o conducir, con sus correspondientes consecuencias.

En definitiva, puedes ser un “estudiante búho” durante un tiempo breve si te ves obligado por las exigencias académicas, pero no es aconsejable alargarlo más de lo necesario. Cabe recordar que la noche es para que tu cerebro descanse.

¿Estudiar por la tarde es una buena opción?

Es mejor que estudiar de noche, pero… peor que estudiar por la mañana, o durante el día. Las personas que escogen la tarde, lo hacen más, empujados por las circunstancias que por pura elección. En la mayoría de casos suele ser porque tienen que compaginar sus estudios con un trabajo o con la gestión del hogar. En cambio, los que escogen esta opción teniendo el día libre responde más bien a perfiles de personas que no les sienta bien madrugar o directamente prefieren disponer primero de su tiempo de descanso y luego ponerse a estudiar.

No obstante, hay que tener en cuenta que según avanza el día nuestras capacidades cognitivas se ven mermadas debido al desgaste. Si a esto le añadimos las condiciones externas que dificultan el estudio como las altas temperaturas en verano o la falta de luz o el frío en invierno, hay que tener muy en cuenta que dichos factores se atenúan durante las horas de la tarde.

Por último debes ser consciente de que a menudo las tardes se convierten en una extensión de la noche y eso incrementará tu fatiga. Recuerda que el sueño es clave para el aprendizaje

Conclusiones: ¿Cuál es la mejor opción para estudiar?

Aunque cada persona tiene sus preferencias y circunstancias, la mejor opción si quieres obtener buenos resultados en tu formación es estudiar por la mañana. Existen muchas razones, pero la principal es que entre las 7:00 y las 10:00 de la mañana estamos en plenas facultades cognitivas para emprender una tarea. La capacidad de decisión se lleva a cabo con más soltura, el cálculo complejo o el análisis y evaluación de riesgos y consecuencias se hacen con más claridad. Incluso el reto de una tarea compleja o extensa no nos exige tanto emocionalmente, ya que venimos de descansar durante la noche y nuestra motivación y resiliencia no se verán afectadas. Factores como el cansancio, el hambre o la falta de concentración no harán mella hasta dentro de muchas horas.

También debes tomar en cuenta que teniendo todo el día por delante, escoger estudiar por la mañana te permite hacr descansos que te ayudarán a asimilar los contenidos de una forma más orgánica. Está demostrada según varios estudios académicos, hacer pequeños descansos y desconectarse del estudio ayuda a consolidar los contenidos asimilados. Una mente descansada y despejada es vital para que todos esos conocimientos no se pierdan al poco tiempo.

En cualquier caso, debes dominar el horario y que no sea este el que te domine a ti. La planificación siempre genera menos estrés y ansiedad que la improvisación, es por eso que nuestra salud mental es un factor básico para poder tener un buen rendimiento cognitivo. El estudio requiere constancia y compromiso, por estas razones es aconsejable buscar el tiempo y el espacio necesario para desarrollarse como estudiante. 

Si estás pensando en tu futuro y buscas la manera de seguir formándote, no dudes en contactarnos. Tenemos cursos a medida de tus horarios y necesidades. En Aula10 te ayudaremos a ahorrar tiempo y molestias con nuestros cursos online para que sigas desarrollándote profesionalmente. Consulta nuestras ofertas y obtén tu diploma acreditado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

(*) Información sobre tratamiento  de datos

Responsable: Aula 10 FOrmación y Servicios SL
Dirección postal: Calle Cándida Carbonell nº 6. Pta 1-2 (03700) Dénia – Alicante (ESPAÑA)
Finalidad: Sus datos serán usados para atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios.
Conservación: Sus datos serán conservados hasta que finalice la gestión derivada de su solicitud.
Legitimación: Sólo trataremos sus datos si tenemos su consentimiento previo, que podrá dárnoslo por medio de la casilla disponible a tal efecto. Si tienes menos de 14 años no podemos tratar tus datos. Pide a tus padres o tutores que lo hagan por ti.
Cesiones: Sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tratar los datos personales que le hemos solicitado.
Derechos: Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla dirigiéndose a [email protected]
Más información: Dispone de más información en nuestra “Política de Privacidad

Tabla de contenidos

Últimas Matrículas

Enviar WhatsApp
¿Necesitas ayuda?