¿En qué consiste la educación permanente? Te lo contamos

Educación permanente es un término que, en cierta medida, a todos nos puede resultar familiar, al menos de forma intuitiva. El significado de las palabras que lo componen puede darnos esa pista. Pero, en realidad, saber qué significa educación permanente implica rascar sobre la superficie de las palabras para conocer todo lo que se desarrolla debajo.

¿Qué es la educación permanente?

En primer lugar, una primera aproximación a la definición de educación permanente puede hacerse de forma negativa. En contra de lo que podemos pensar a priori, la palabra “educación” incluida en esta expresión no se refiere a lo que estamos acostumbrados. No se trata concretamente de un aprendizaje llevado a cabo en la edad escolar. Ni tampoco comprende la instrucción recibida en una época determinada de nuestras vidas. Ahora que ya sabemos lo que no es, pasaremos a descubrir lo que sí es.

Un nuevo modelo educativo

La XIX Conferencia General de la UNESCO aporta una acepción de “educación permanente” que ha sido aceptada globalmente. Según ella, consiste en garantizar la educación a lo largo de toda la vida. El reconocimiento y la aprobación mundial vienen de la mano de la tarea realizada por los ministros de educación europeos y el Consejo de Europa. Y así, en conjunto, de uno y otro lado se extraen dos puntos principales:

  • Hay que considerar la educación ajena al sistema educativo que conocemos.
  • Implica una reforma de ese sistema educativo. Debe partirse de la visión de la educación como un todo. Un camino que transcurre durante todo el trayecto vital de una persona. Y en él deben incluirse todos los ámbitos que lo componen.

Así, la educación será lo que aprendemos a través de nuestra formación reglada. Pero también todos los aprendizajes que extraemos de nuestra experiencia empírica. Además, debe estar conformada por todas las áreas del saber con las que podemos tener contacto, sin importar el medio. Y, en definitiva, cualquier cosa que colabora en la construcción de nuestra personalidad.

Diferentes alumnos y distintos objetivos

Aunque la educación permanente es un concepto que se refiere a la enseñanza de forma integral (toda la vida, todos los campos del conocimiento), lo cierto es que los centros específicos dedicados a ella son utilizados mayoritariamente por personas adultas. Son personas que, por diversas circunstancias, llegado un momento de su vida deciden formarse.

A veces demandan una formación relacionada con el trabajo que desempeñan, para mejorar su capacitación profesional o actualizar conocimientos. Otras, buscan algo con lo que empezar de nuevo, otro camino. Esto último, sobre todo en casos en los que sus coyunturas personales no les permitieron llevar a cabo antes la formación que les apetecía.

Formación online en Aula 10

¿Para qué la educación permanente?

Ya aludíamos en el punto anterior a ciertas utilidades de la educación permanente. A continuación ahondaremos un poco más en ellas, dada su importancia:

Mejora de la capacitación profesional

Actualmente, la competencia en todos los ámbitos laborales es enorme. Por un lado, la formación cada vez más completa de las nuevas incorporaciones al mercado laboral. Por otro, las demandas cada vez más específicas de las empresas. Ambos puntos han convertido los puestos de trabajo en ubicaciones donde la exigencia por mantenerse al día y con los conocimientos cronológicamente actualizados son comunes. Esto ha provocado que, personas que ya tienen empleo, busquen una manera de mantenerse al día y competitivos.

Búsqueda de un nuevo camino laboral

A veces son los motivos personales los que conducen a alguien a aprender sobre cierto tema, o a especializarse en una materia. Son ocasiones en las que únicamente buscamos cubrir una satisfacción personal. Queremos saber sobre algo y, para conseguirlo, buscamos la manera de adquirir los conocimientos precisos. Y esto, claro está, puede suceder en cualquier momento y a cualquier edad. Pero también puede ocurrir, que las propias circunstancias vitales sean las que obligan a alguien a cambiar su enfoque u orientación laboral. Así, por ejemplo, un despido puede servir como revulsivo para reciclarse profesionalmente. También un ascenso en el trabajo puede ser un buen motivo.

Satisfacción personal

Este listado que, de alguna manera, refleja los beneficios de la educación permanente, también debe contener otro tipo de consideraciones. Nos referimos a cuestiones alejadas de lo académico o lo profesional, pero no por carentes de importancia. Estas apreciaciones pueden resumirse en una sola:

No tiene que existir una motivación a nivel práctico para decidir adherirse a la filosofía de la educación permanente. En muchos casos, esta adhesión viene determinada por el cumplimiento de un deseo, por inclinaciones personales hacia ciertas materias, etc.

Sea cual sea el motivo, la verdad es que vivimos un momento oportuno para confiar en la educación permanente. Las circunstancias actuales han puesto de manifiesto la necesidad de fomentar un tipo de aprendizaje, el e-learning, basado en la flexibilidad. Por otra parte, el auge de las nuevas tecnologías y su proliferación en todas las áreas de nuestra vida, es otro motivo. Ya que pueden tomar el papel como vehículos de la enseñanza cloud learning.

¿En qué se diferencia de la educación continua?

Los términos de educación continua y educación permanente a veces se confunden. Quizás porque a veces se utilizan indistintamente, o porque a primera vista parecen significar lo mismo, el resultado es que son conceptos que se vuelven imprecisos. Pero sus sentidos son totalmente distintos.

La educación continua solo abarca aquella formación y enseñanza circunscrita a la que se facilita y recibe en el marco de instituciones formales. Mientras que, como ya apuntamos a lo largo de este artículo, la educación permanente va mucho más allá. Y no se trata de una formación acotada en ningún sentido. Ni a un lugar, ni a un ámbito o materia, etc.

Gracias a los medios digitales es importante aprovechar la digitalización para seguir con la educación continua.

¿Qué puedes aprender a través de la educación permanente?

En muchos casos, se aboga por el paradigma de la educación permanente para el aprendizaje enmarcado en ciertas instituciones que los desarrollan. Y aquí, muchas veces se eligen idiomas. Para mejorarlos, de cara una mejor gestión profesional, o, simplemente, para aprender a hablarlos y a entenderlos.

Pero también es muy común recurrir a estos centros para realizar un máster o cursos de expertos orientados a la mejora de la capacitación laboral o a la renovación de conocimientos.

Si este es tu caso, debes saber que en Aula 10 podemos ofrecerte un amplio abanico de posibilidades. Distintas materias entre las que elegir la que mejor se adapte a tus necesidades o a tus criterios. Pero no olvides que también estamos aquí para brindarte la formación que siempre has deseado. Tú eliges el cómo, el cuándo y el dónde. Confíanos tu educación permanente.

➡➡No esperes más empieza ya tu Formación Online y mejora tu CV. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CUPÓN DESCUENTO 10%

Te gusta leer y a nosotros nos gusta la gente que lee. Aquí tienes un cupón descuento como premio por ser un buen lector: MEGUSTALEER

Tabla de contenidos

Categorías

Últimas Matrículas

Enviar WhatsApp
¿Necesitas ayuda?