Aprender a innovar

Innovar puede ser incorporar a un producto, servicio o proceso alguna novedad, alternativa, modificación o cambio que termine generando una ventaja competitiva. Se tiene que cultivar el pensamiento innovador, ay que las empresas modernas necesitan innovar continuamente, ya que de esta forma pueden obtener ventajas competitivas con respecto a su competencia, de forma que los clientes potenciales se sientan atraídos hacia las innovaciones que ninguna otra empresa ofrezca.

Para poder innovar se debe de tener una combinación de actitud, destreza y habilidad que es posible aprender. El pensamiento innovador tiene su origen en distintas fuentes, como la imaginación, la gestión de la contradicción u ordenar lo ya ordenado.  A muchas personas les viene ideas de mejorar un producto o un servicio que usan, es ahí cuando llega el pensamiento de innovar y mejorar lo ya existente.

Transferir situaciones a otra, usar la curiosidad y cuestionar el todo o partes, entre otras, son algunas de las fuentes que llevan a la gente a innovar. Se sabe que una forma muy estratégica de aprender y mejorar es observando una actuación profesional que sirva como modelo.

De esta forma, luego de observar, analizar y profundizar en las causas que han hecho a ese modelo exitoso, se recomienda aplicar el pensamiento innovador al proceso de aprendizaje. Pero además de incorporar el pensamiento innovador a este proceso se debe de mantener la cultura innovadora en el proceso de búsqueda de trabajo y al momento de incorporarnos a un puesto de trabajo.

La innovación dentro de una empresa no debe de llegar solo por parte del departamento de I+D, sino que debe de llegar de la capacidad de mejora y de la creatividad de todas las personas que colaboran en la empresa.

Es posible aprender a innovar, siendo una persona o una empresa más competitiva, ya que, en el mercado actual, los clientes potenciales se sienten muy atraídos hacia las novedades, hacia las empresas que ofrecen servicios mejorados o que la competencia no ofrece.

Gracias a que las plataformas y servicios web están bajo una innovación constante, los clientes se han acostumbrado a servicios que mejoran constantemente para ofrecer una mejor experiencia al cliente. Esto ha tenido un gran impacto en toda la industria y cada vez son más las empresas que optan por usar un servicio que mejore constantemente.

Tener buenas ideas es una excelente fuente para poder innovar. Ya sea que se trate de un producto o un servicio completamente nuevo, o que se tenga una buena idea para mejorar un servicio ya existente, la innovación siempre ha sido uno de los puntos fuertes de cualquier empresa para obtener ventaja sobre la competencia.

Aunque la innovación viene de ideas o soluciones a problemas, es posible aprender a innovar y mejorar la facilidad para encontrar mejores soluciones a las ya existentes.

Para algunas personas es más sencillo el proceso de innovar, ya que tienen mentes creativas y con imaginación que les permiten ver nuevas soluciones, pero no siempre se obtienen las mejores innovaciones con ideas creativas, es importante aprender el proceso correcto para poder mejorar e innovar.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *