Aprender a desaprender

A lo largo de la vida vamos aprendiendo una gran cantidad de temas e información que es necesaria durante el desarrollo, pero con el paso del tiempo se van desarrollando nuevos métodos más efectivos y se revela información que corrige los conocimientos erróneos que aprendimos en determinado momento.

Hay aprendizajes que dejan huellas muy profundas sin que nos demos cuenta, pero que al ser tan profundos son capaces de bloquear la incorporación de nuevos conocimientos y actitudes. Cuando los conocimientos viejos y que son poco efectivos en la actualidad impiden la llegada de conocimientos nuevos, es necesario dejarlos de lado para poder seguir aprendiendo y mejorando.

Para poder hacer un lado esos conocimientos aprendidos que han perdido su efectividad es importante desaprender. Pero lo cierto es que, a pesar de que suene muy fácil, desaprender no es tan sencillo como muchas personas creen.

Personas y organizaciones tienen que desaprender y deben de ser conscientes de que lo viejo estorba e impide la llegada de nuevos conocimientos. Estos conocimientos viejos pueden estar muy arraigados en nuestra personalidad y en la de las organizaciones. Desaprender va en contra de lo establecido y remueve aquellas estructuras en las que apoyamos ciertas partes de nuestra personalidad.

Para poder desaprender es necesario poner en marcha, de modo consciente, los mecanismos que en su día usamos para aprender de forma inconsciente, aunque se debe de aplicar con la idea contraria. Es decir, para desaprender requiere cambiar posiciones que han sido culturalmente aceptadas que nos vinculan al entorno.

Es posible desaprender y no solo los aprendizajes que nos estorban de forma puntual, sino que es posible profundizar y crear una cultura de desaprender que resultará muy útil en estos tiempos en los que han ocurrido muchos cambios y que seguirá cambiando a pasos agigantadas.

La forma industrial de producir ha dejado una gran cantidad de aprendizajes que millones de personas deben desaprender para poder crecer en el mundo de la tecnología digital.

Para tener la capacidad de entender el mundo globalizado y poder aprovechar todas las oportunidades que tiene para nosotros, millones de personas deben de desaprender lo mucho que ha marcado lo local, regional o incluso nacional.

Cuando no podemos desaprender las lógicas de lo real será imposible entender las enormes opciones que se han abierto con la llegada del mundo virtual.

Para poder comenzar a desaprender debes de hacerte estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que se debe de desaprender para dejar de temerle al internet y comenzar a aprovecharlo como aquellos estudiantes que lo aprovechan mucho en la escuela?
  • ¿Qué hay que desaprender para poder abrir nuestra mente de forma que sea capaz de entender otro idioma?
  • Si he tenido problemas con el trabajo, ¿qué debo cambiar para buscar trabajo?

Debe quedar claro que desaprender no es lo mismo que olvidar, pero es muy importante para desaprender, cómo minimizar y reducir la importancia de lo viejo.

También es posible colocar la actitud o destreza a sustituir junto a lo nuevo que queremos implantar, de forma que se pueda asociar algo bueno a lo nuevo y algo malo a lo viejo.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *